encabezados-nuestrasnoticias

Próximas Actividades

Sin eventos
Domingo, 04 Diciembre 2011 00:00

EL EVANGELIO DE SANTIFICACIÓN

"Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia,

sino a santificación."

(1ª Tes. 4:7)

 

El Evangelio de Jesús es la buena nueva de santificación. Santificar es apartar, separar. Tiene dos aspectos:

 

  1. Santificación es apartarse del pecado. Ésta es la participación humana en este proceso. En verdad es difícil separarse del pecado, pues nuestra tendencia natural es practicarlo. Para tener victoria sobre él es necesario dominar nuestro "yo". El apóstol Pablo afirma: "Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis." (Gál. 5:17). El hombre por sí solo no consigue librarse del pecado. Necesita del auxilio divino.

  2. .Santificación es el acto de acercarse a Dios. Lanzarse al esfuerzo de acercarse a Dios sin apartarse del pecado es, bíblicamente, impracticable. No podemos empezar a construir una casa por el tejado; no podemos tener afinidad plena con Dios sin la purificación de los pecados. Ésa es una exigencia del Señor y es indispensable. La presencia de Jesús en nosotros hace posible que vivamos una vida de santidad. Él nos da fuerzas para dejar el pecado, nos reconcilia con el Padre y nos ofrece el privilegio de una vida santa.

 

Pastor Elton Rangel

Leído 1426 Veces
Otros artículos en esta categoría: PERDÓN DE DIOS »

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso. Para saber más sobre nuestra política de cookies consulte Política de cookies.

Acepto las cookies.

EU Cookie Directive Module Information